top of page

La praxis revolucionaria de la juventud Apoista internacional


Şehîd Elefterya Hambi

La voluntad de pasar a la acción es como un cosquilleo, un sentimiento increíblemente fuerte que nos impulsa a salir de la pasividad. Un deseo que no se calmará hasta que se haya satisfecho.


La sed de libertad es tan insoportable que no podemos tomarnos ni un minuto de descanso, de lo contrario, nos moriremos de sed.


Los jóvenes juegan un papel decisivo en cada revolución. Si analizamos cualquier proceso histórico de progreso social podemos observar que estos ocurren cuando la dinámica de la juventud, inconformista y rebelde y la experiencia de las generaciones mayores de una determinada sociedad se compatibilizan de manera armoniosa, generando así un cambio de mentalidad y nuevas oportunidades para el progreso de dicha sociedad.

Los jóvenes tienen la mayor fuerza de voluntad. Anhelan la libertad por sí mismos. Los jóvenes son curiosos, enérgicos y espontáneos. La ‘‘etapa de rebelión contra la familia’’ durante la pubertad de un joven, que es tan popularmente conocida y tan comunmente malinterpretada, es un momento crucial en el proceso de crecimiento de un joven que empieza a ganar autonomía y conciencia de su propia voluntad. Se podría interpretar, en muchos sentidos, que supone socialmente un momento de levantamiento contra la opresión y el control en la familia patriarcal nuclear, ya que a pesar de ser una rebelión ocurre sin un objetivo específico o un motivo concreto, representa un reflejo del jóven que empiza a darse cuenta de que tiene la capacidad de elegir lo dado o algo más allá. Por lo tanto, se da cuenta internamente de que lo único que lo separan a el de su libertad son las circumstancias que vive. El padre de familia, que quiere controlar completamente su pequeño reino como un rey, ya no es aceptado como autoridad.


Una explicación habitual que se suele hacer de la pubertad es que es principalmente es un proceso de cambio hormonal. Por lo tanto, un proceso quimico. Biológico. Que puede ser medido y estudiado en un laboratorio. Pero la rebelión contra los padres no puede ser reducida a un mero proceso químico. Ocurre dentro de un contexto sociohistórico concreto en el que se libran inmensos ataques y presiones contra los jóvenes, especialmente si estas son mujeres.

Si no fuera así no nos explicaríamos la existencia de métodos represivos para guiar al joven hacia una posicion que le benefice al sistema de la Modernidad Capitalista y le ayude a reproducirse. Una de ellas son las ‘‘expectativas’’ que marcan las instituciones del sistema y la cultura mainstream. De esta manera, cualquier joven que no construye su plan de vida según los estandares que le van guiado hacia el mito del ‘‘éxito profesional’’ y la ‘‘familia clásica’’ sufrirá de una gran presión social.

Si cuestionamos y buscamos caminos alternativos se nos retrata como inmaduros y tontos.


Los jóvenes son obligados a adaptarse a las normas patriarcales con violencia física y psicológica en la familia, escuelas, lugares de trabajo y en el ejército. Los jóvenes hombres deben ser fuertes, no pueden mostrar debilidad o sentimientos (Excepto la ira). Las jóvenes mujeres deben ser complacientes y serviles, no asumir tareas pesadas y siempre someterse a la expectativas y deseos de los hombres. Esto crea una presión enorme.


El espíritu juvenil se defiende de esta presión durante la pubertad.


Rêber APO describe la realidad de la juventud en la Modernidad Capitalista de la siguiente manera:


"Cuando la juventud da su primer paso en la sociedad, se enfrenta a peligrosas trampas. Por un lado, está moldeada por la sociedad patriarcal y influenciada por la ideología oficial del sistema, mientras que por otro lado es dinámica y abierta a lo nuevo. Es totalmente inexperta en lo que sucede a su alrededor y está lejos de entender lo que la antigua sociedad ha previsto para ella. Está completamente aturdida por los engaños seductores de la sociedad capitalista".


Rêber APO nos ha dado un sistema para la defensa del espíritu juvenil. La juventud asume un papel de liderazgo en la revolución y corre hacia adelante con alegría y pasión. Pero, ¿cómo alcanza la juventud sus objetivos? ¿Cómo entendemos la "acción" en el paradigma de Rêber APO?

Las acciones siempre deben tener un objetivo claro. Una acción sin un objetivo claro no puede tener éxito. Si no sabemos para qué estamos haciendo algo y cómo alcanzar nuestros objetivos, ¿cómo podemos avanzar?


Como jóvenes, siempre necesitamos objetivos claros. ¿Qué queremos? ¿Cómo quiero vivir? ¿Cuáles son mis sueños, mis deseos?


Si no queremos encontrar respuestas a estas preguntas, nuestros enemigos ha ganado sobre nosotros. Quieren dejarnos sin sueños, sin voluntad. como robots programados para buscar una vida frívola basada en la sobreestimulación y la búsqueda de la satisfacción inmediata.

Como jóvenes no podemos aceptar estas circumstancias que nos han sido dadas. Por eso, tampoco podemos pemitirnos la irresponsabilidad de que nuestras acciones solo esten dirigidas a la destrucción. Por supuesto, algunas cosas deben ser destruidas para que algo nuevo pueda nacer. Pero el objetivo fundamental de nuestras acciones siempre debe ser la construcción de nuevas estructuras democráticas.


El trabajo de construcción de un sistema social alternativo es el cuerpo y el alma del paradigma de Reber APO.


Queremos una vida mejor y eso solo se logra creando las alternativas que puedan hacer esa vida posible. Si no construimos nada y solo destruimos o nos anclamos en una posición únicamente reactiva, puede que sintamos que estamos en un continuo movimiento frenético, pero no tendremos la oportunidad de poner en práctica una nueva mentalidad y un nuevo estilo de vida.


Si no cambiamos nuestra actitud con la que nos acercamos a la lucha y la libertad, nos encontraremos progresivamente en un mundo cada vez más destrozado por las guerras hegemónicas y el avance del fascismo y la situación de nuestros pueblos y de nuestro planeta no hará más que empeorar sin que podamos hacer nada al respecto.

Los trabajos de construcción son versátiles y flexibles; Se refiere al establecimiento de estructuras como consejos, comunas, cooperativas o academias. Pero eso también puede ser, por ejemplo, la creación de grupos que recuperen y defiendan las tradiciones culturales u organizar un club deportivo local. Todos estos son ejemplos de construcción de alternativas y el proceso de crearlas debe ser considerado como la acción más radical.

En este momento, la efectividad de nuestras acciones es muy importante. Nuestros enemigos estan atacando con todos sus medios y la tercera guerra mundial está avanzando hacia una fase aún más extrema. Por lo tanto, el momento y el lugar de nuestras acciones deben estar claros y ser adecuados a nuestros objetivos. El momento y el lugar son cruciales. Si el momento y el lugar no son adecuados, la acción, por muy bien planificada que esté, no alcanzará su objetivo.

Una acción que, por ejemplo, debe llamar mucha atención no logrará su objetivo si se lleva a cabo en un bosque, lejos de la gente. O si queremos dar una respuesta fuerte a un hecho concreto, pero la acción ocurre 20 días después, el efecto que produzca no será tan efectivo.

Otro medio poderoso de nuestras acciones es el boicot. Todos los servicios y bienes del enemigo y de los colonizadores fascistas turcos deben ser boicoteados sin excepción. Lo único que exigimos de los colonialistas es que desaparezcan de Kurdistán. Ni más ni menos. Por lo tanto, nuestras acciones siempre deben dirigirse contra el colonialismo como enemigo principal.

En este momento tan importante, todos los jóvenes deben ser conscientes de su responsabilidad.


Si no damos respuestas a los ataques del enemigo, si no nos organizamos y no construimos la revolución con la estrategia de la guerra popular revolucionaria en todas partes, ¿quién lo hará?


Por lo tanto, nuestras acciones también deben dar moral al pueblo. La sociedad debe estar contenta con nuestras acciones. Deben ver que hay jóvenes que toman la iniciativa y hacen todo lo posible para construir una vida mejor.


Nuestro papel es contagiar al pueblo con nuestro espíritu y llevar a cabo la revolución con gran alegría. Si este papel no se cumple, la acción no ha tenido éxito.


La organización es uno de los pilares fundamentales de nuestras acciones. La organización de jóvenes y especialmente de mujeres jóvenes debe ser promovida en cada acción.

La organización significa también una toma de venganza. Venganza por todos nuestros compañeros que han caído en la lucha por la libertad. Venganza por todas las atrocidades y crueldades que el enemigo ha infligido a nuestros pueblos. Y venganza por los 5000 años de patriarcado y esclavitud de la mujer.

La organización significa también luchar por la liberación de Rêber APO. A través de la creación una organización sólida, los jóvenes podran liberar a Rêber APO este año y sentarán las bases para una solución democrática a la Tercera Guerra Mundial.


"Kurdistán es una colonia y debe ser liberado" es la famosa frase de Rêber APO con la que comenzó este movimiento y que hoy en día sigue siendo relevante para todos nosotros. Debe ser un valor que se refleje en cada una de nuestras acciones. Porque la libertad de Kurdistán, la libertad del pueblo kurdo, afecta directamente a la libertad de todos los pueblos.

El ataque a la sociedad natural comenzó en Kurdistán. Con la construcción del primer estado, representado en el Ziggurat, se atacó la vida como la humanidad la había vivido durante millones de años. Todo esto sucedió en Kurdistán. Si buscamos algo, lo encontraremos donde lo perdimos. De igual manera que Vietnam representó una gran esperanza y un faro luminoso que guió a los pueblos oprimidos a la guerra popular de liberación, Kurdistán representa en nuestro tiempo la mayor de las garantías para poder acercarnos a un proceso revolucionario a escala mundial. Porque la revolución de Kurdistán no es una revolucion de Kurdos, nisiquera es una revolución solo de los pueblos de Oriente Medio. Todas las voluntades revolucionarias que apoyan la autonomía y la liberación de los pueblos dan su fuerza y su apoyo para construir una victoria de los pueblos del mundo en una de las regiones más candentes de la tercera guerra mundial. Toda una puñalada en el cuello que le asestan los pueblos en lucha al gran monstruo agonizante que es la Modernidad Capitalista. Construir una victoria de la revolución Kurdistan y continuar la expansión de su influencia por todo Oriente Medio, va a ser garantiza medio camino en el proceso de la liberación de nuestro planeta.

Por eso, la libertad de Kurdistán es esencial para la libertad de los pueblos de este mundo. Cada joven revolucionario, se encuentre donde se encuente debe considerar la libertad de Kurdistán como una necesidad que afecta también a nuestros propios pueblos.


¡Si nos organizamos, nadie puede detenernos!


Es lo que nos demuestra la historia de la filosofía Apoista. Seguiremos caminando por el camino de la libertad. Superando todas las adversidades, agitando nuestras banderas de resistencia y así, haremos de este año el año de grandes victorias para la humanidad!


¡Liberaremos a Rêber APO a Kurdistán y seguidamente, pueblo a pueblo, todos los rincones del mundo!

¡Nuestros enemigos temblarán ante el poder democrático de los pueblos organizados y guiados por la juventud Apoista internacional!


Así que, hablemos el lenguaje de la democracia, organicémonos en nuestras propias ciudades y pase lo que pase, resistamos y luchemos por una vida mejor.

- Çekdar Catrillanca

0 comentarios
bottom of page