• Lêgerîn

Reconstruir el socialismo con el paradigma del PKK - Parte V

Esta es una entrevista que se publicó en dos partes en el sitio web rojaciwan.eu, pero se ha dividido en siete partes para ser publicada en nuestro sitio web.

Parte V


¿Con qué fuerzas ha tratado EE.UU de formar una alianza?


Lo ha intentado con los saudíes, Turquía y todos los grupos de Salafi que están vinculados a estos dos países. Lo ha intentado con la FSA y fuerzas similares. Así que no queda ninguna fuerza con la que no lo haya intentado. Pero con ninguno de ellos pudo lograr los resultados deseados. Invirtió mucho en las alianzas con Turquía, Arabia Saudita y Qatar, pero al final se enfrentó a ellos. Incluyendo el Frente de Al-Nusra y el IS, no queda ninguna fuerza Salafi o de oposición con la que los EE.UU. no hayan establecido una relación. Todas fueron infructuosas. Mientras tanto, el movimiento kurdo no fue apoyado ni un poco y su existencia ni siquiera fue pronunciada.

La destruición de Sur

La lucha por la libertad de los kurdos fue sacrificada a los saudíes y al colonialismo turco. También se tuvo en cuenta la situación del régimen y con la idea de una relación estatal a largo plazo, la lucha por la libertad también se sacrificó al régimen. Había la creencia de que las fuerzas de Salafi podían ser tomadas bajo control y que se podía lograr un resultado. Pero el cálculo no funcionó. Las inversiones en las fuerzas de Salafi se convirtieron en un bumerán y crearon un Oriente Medio aún más religioso y Salafi. La política de los EE.UU. fracasó al final. Incluso Turquía, como aliado estratégico de 40 a 50 años de edad, ha abandonado la línea de la OTAN y la occidental y se ha pasado a una línea salafista y otomana a través de la IS y el Frente de Al-Nusra. Todo esto ha puesto una gran presión sobre los Estados Unidos.

Por otro lado, ha reforzado la línea nacionalista kurda. Ha dado un apoyo ilimitado al PDK en el Kurdistán del Sur, que representa un estado federal. Pero los mismos problemas y resultados también se han producido en sus inversiones con el PDK. Por un lado, la línea del PDK ha negociado acuerdos con el IS bajo mano y, por otro lado, ha entrado en una alianza estratégica con Turquía. De esta manera, han hecho que las inversiones de los EE.UU en la región se queden en nada. Como resultado, los EE.UU no se pudieron establecer en el Kurdistán del Sur o en Rojava. Los muros sobre los que querían construir se habían derrumbado. Esto llevó a una situación caótica. Los EE.UU. en realidad no tenían a nadie, pero sí fuerzas realmente fuertes en las que podían confiar. Irak cayó en manos de Irán; la línea del PDK en manos de Turquía; grupos como Al-Nusra, el IS, Ahrar el Sham, han caído en manos de los saudíes y los turcos. Además, estos grupos habían cometido graves delitos contra los derechos humanos, por lo que la cooperación con ellos difícilmente podía justificarse. En cualquier caso, el régimen de Siria no tenía un futuro prometedor. Por lo tanto, los EE.UU se apoyaron en una gran variedad de actores y terminaron fracasando. No había ninguna fuerza seria en Oriente Medio en la que pudieran confiar.

Es a través de esta relación que los EE.UU. ha ganado prestigio

La resistencia kurda, especialmente la de Cizîrê y Kobanê ha creado una nueva situación. Por lo tanto, los EE.UU se han visto obligados a establecer relaciones con fuerzas que no querían apoyar y para cuya represión incluso apoyan concretamente a Turquía y a Arabia Saudí. Nadie quiere verlo. ¿Hubo alguna llamada de las YPG y del PYD a los EE.UU: como "nos matan, vengan y ayúdennos, nos rendiremos a ustedes por esto"? No. Aunque no hubo tal discurso, los EE.UU tuvieron que intervenir y establecer una relación táctica con estas fuerzas.

Los EE.UU. no tenían otra opción en esa situación. Además, los EE.UU. querían reclamar una parte de la exitosa lucha contra la IS. Mientras que esta relación le dio a los EE.UU. mucho prestigio, el YPG obtuvo los recursos materiales que necesitaban para su lucha por la libertad. Los EE.UU. han ganado prestigio en el público internacional y americano en la lucha contra la IS en Kobanê. Con las relaciones tácticas, se han abierto espacios para ellos mismos. La parte oriental del Éufrates es ahora una zona que se ha ganado más a través de una lucha por la libertad. Los EE.UU., por otra parte, han creado legitimidad para su propia presencia a través de las relaciones tácticas y el apoyo, y han encontrado una manera de restablecerse en el Oriente Medio. Pero una cosa debe ser entendida correctamente.

Miembros de HPX, la autodefensa de Afrin, con armas americanas

La presencia de los Estados Unidos en Siria no sólo está limitada por la situación en este país. No se trata de explotar el norte de Siria y lograr grandes resultados materiales. Después de todo, es difícil lograr muchos beneficios materiales en una Siria destruida. Lo esencial para los EE.UU es ser una hegemonía mundial en Oriente Medio y controlar los acontecimientos, pero sólo pueden hacerlo si están presentes en el área. En este sentido, esta relación es extremadamente importante para los Estados Unidos, y está claro que no digerirán fácilmente la hegemonía de una línea socialista en el norte de Siria. Por lo tanto, aparte de las relaciones, también hay una lucha muy seria entre las dos partes.

Un nuevo mundo y un nuevo Oriente Medio están surgiendo

Los EE.UU. están llevando a cabo una política con el objetivo de hacer predominar la línea nacionalista dentro de los kurdos. Están alimentando la podrida y continuamente derrotando la línea nacionalista y estatista del PDK para destruir la línea libre en Rojava. Turquía se utiliza como elemento de opresión contra los kurdos en Rojava. Al apoyar a Turquía contra el PKK, en realidad están tratando de debilitar el efecto de la línea de Ocalan en Rojava. En resumen, el mensaje se transmite: "Mientras no te distancies de la línea del PKK, no habrá paz para ti." Esta es una política de alejar la revolución de la Rojava de la línea socialista y de integrarla en el sistema mundial liberal. Esta relación continuará hasta cierto punto. Pero los nuevos acontecimientos políticos siempre pueden crear nuevas situaciones. Esta no es una situación muy deseable para los Estados Unidos. Lo mismo se aplica a las fuerzas del norte de Siria. Hay una necesidad en ambos lados. Los EE.UU. se ven obligados a hacerlo por las políticas de sus aliados en el Oriente Medio.


Pero el problema no sólo está relacionado con las políticas; ni los EE.UU ni sus aliados son capaces de lograr nada en Oriente Medio con su antiguo enfoque y objetivos políticos. Está surgiendo un nuevo mundo y un nuevo Oriente Medio. Seguir insistiendo en lo antiguo no significa nada más que tratar de nadar contra la corriente. Pero incluso si los Estados Unidos son aún más flexibles, no podrán hacer un cambio de política más radical. Por eso está tratando de marcar el rumbo a sus aliados como Turquía y Arabia Saudí. Pero las cosas no se están desarrollando de acuerdo a sus intereses. Por mucho que los EE.UU vean la situación como táctica, deben darse cuenta de que sin sus aliados kurdos estarían solos. Dado que no tienen otra fuerza que los aliados para asegurar su presencia en la región, es extremadamente improbable que entren en conflicto con sus aliados tácticos en un futuro próximo.

Tanto la política de las potencias regionales como el enfoque de Turquía prácticamente obligan a los Estados Unidos a hacerlo. Por lo tanto, la situación actual no es una cuestión de elección para las YPG o los EE.UU, sino una cuestión de necesidad. Pero, por supuesto, también debe evaluarse cómo se ha producido esta necesidad.

Son los centros locales, la política de los colaboradores e incluso la política de los propios EE.UU lo que ha colapsado las políticas fallidas del imperialismo estadounidense en Oriente Medio. Sus políticas les han llevado a un círculo vicioso y condenado a la liquidación en la región. Conscientes de esto, tendrán que retirarse como en Vietnam o se verán forzados a entrar en una relación inesperada. Para una hegemonía mundial, una retirada equivaldría a una rendición, y como no es una opción, tendrán que entrar en una relación inesperada. Pero una situación similar se aplica al PYD. Si la lucha por la libertad de los kurdos a nivel mundial hubiera sido entendida correctamente por las fuerzas antisistémicas y antiimperialistas, hoy en día la línea de la libertad sería mucho más genuina, visible y diez veces más dominante.

Pero debido a que todo el mundo aborda el asunto de manera tímida y escéptica, aislándose y no tomando ninguna iniciativa, porque nadie entiende que aquí la existencia es al mismo tiempo un enfoque ideológico, liberal, estos problemas han surgido. Para mantenerse en pie en el infierno de Oriente Medio, era necesario, por tanto, establecer alianzas tácticas. ¿A qué situación se parece esto? Se asemeja a los acuerdos con los capitalistas que Lenin hizo para mantener viva la Revolución de Octubre. Es similar a la situación cuando Stalin luchó contra el fascismo sin querer en el mismo frente que los imperialistas.

P: Dijeron que EE.UU. se enfrenta a un colapso en el Medio Oriente. ¿Se puede decir que los EE.UU. están usando los resultados de la resistencia de Kobanê para afirmarse políticamente desde lo nuevo y para imponerse? ¿La resistencia le ha dado a los Estados Unidos, que se están derrumbando, una nueva oportunidad de intervenir en el área?


Los EE.UU han llegado a este punto debido a su política fallida. Pero tampoco se debe pasar por alto la sentencia de muerte para los que luchan por la libertad. ¿Quién dictó la sentencia de muerte? Todos excepto los kurdos que resisten. ¿Cómo deberían haberse mantenido en pie las fuerzas de la libertad, con sus limitadas posibilidades? Esto también se debe considerar. Podríamos decidir entre pasar a la historia como heroicos perdedores con una resistencia integral o ganar en esta situación a través de la política y la estrategia. Por eso di el ejemplo de Stalin.

Murat Karayilan, Cemil Bayik y Duran Kalkan han sido añadidos a la lista de "Recompensa por la Justicia" preparada por los Estados Unidos.

Los EE.UU. han llegado a este punto debido a su política fallida. Pero la sentencia de muerte para los luchadores por la libertad tampoco debe ser pasada por alto. ¿Quién dictó la sentencia de muerte? Todos excepto los kurdos que se resisten. ¿Cómo deberían las fuerzas de la libertad, con sus limitadas posibilidades, haberse mantenido en pie. Esto también debe ser considerado. Podríamos decidir entre pasar a la historia como heroicos perdedores con una resistencia integral o ganar en esta situación a través de la política y la estrategia. Por eso di el ejemplo de Stalin.


La IS no es una fuerza Salafi cualquiera

El IS ha llevado a cabo un ataque estratégico contra los kurdos. Se debe cuestionar esta grave situación. Pensemos en lo siguiente: ¿Por qué el IS, en una posición tan fuerte que nadie podía detenerla en Oriente Medio -donde ocupó casi el 60 por ciento de Irak en una noche y pudo haber derrocado los regímenes sirio e iraquí- no completó esta ofensiva? ¿Por qué inició un ataque estratégico contra el Kurdistán, especialmente contra Cizîrê y Kobanê? Si el IS se hubiera vuelto contra el estado sirio e iraquí, ambos estados habrían caído en sus manos en una noche. Hay ejemplos de esto. Estamos hablando de un IS que hizo de Raqqa su capital en una noche, derrocando a Mosul, aplastando ejércitos de cientos de miles y alcanzando una gran repercusión.

Cabe señalar que estas novedades no se limitan a la influencia de IS. Los Estados del Golfo y Jordania estaban incluso dispuestos a huir y capitular cuando escucharon el nombre del IS. Sin embargo, el IS paró sus ataques contra estos regímenes y se volvió contra los kurdos y Rojava. Y esta es la prueba de que el IS no es una fuerza salafista cualquiera. Ha surgido y actúa en consecuencia con las relaciones de las fuerzas hegemónicas mundiales y regionales y sus relaciones estratégicas y tácticas.

Cuando faltaba poco para la victoria final del IS, se volvió contra los kurdos. Todas las fuerzas reaccionarias regionales y globales se lanzaron sobre los kurdos. Destacan dos centros en este ataque tan brutal: Şengal y Kobanê. Estos puntos significan la liquidación de los kurdos y de la línea política libre. La reacción regional ha declarado una fetwa contra nuestro movimiento de libertad y contra los kurdos.


Porque en Oriente Medio, los kurdos se identifican con la democracia y la libertad. El PKK se ha identificado con ambos. La liquidación del PKK significa tanto la destrucción de la línea de libertad socialista como la destrucción de los kurdos. Por lo tanto, fue precisamente en este momento en el Medio Oriente que la fuerza ideológica más atrasada fue tomada como base y atacó a los kurdos. Los éxitos en ambos lugares son un éxito para nuestro movimiento de libertad y los kurdos.


Si los kurdos quieren sobrevivir, se ven obligados a resistir. Si también quieren que la línea socialista tenga éxito, se ven obligados a luchar. Por lo tanto, el PKK y las YPG han hecho todo lo posible, era una lucha por la existencia y la libertad. Ganarían y se impondrían o perderían y se hundirían. La lucha y los éxitos en ambos lugares -Şengal y Kobanê- han hecho de la identidad kurda una identidad básica en el mundo.


Continua en la Parte IV...


42 visualizações

Difusión de la ideología en la que se basa la revolución de Rojava, en las ideas de Rêber Apo, el Confederalismo Democrático.

© 2020 Lêgerî. Serkfetin.

  • Twitter
  • Instagram